sábado, 9 de marzo de 2013

Capitulo XXVII Te quiero


*Narra Harry*

- Vanessa... - digo con un tono realmente dolido.
Me giro sin ni siquiera darle tiempo a contestar, pero ella no se detiene tan fácilmente, y no se como pero consigue atraparme. Corre mucho para ser una chica.
- Harry por favor. Dejame explicarte lo – me dice cogiéndome del brazo.
- ¿Que quieres explicarme? - digo yo enfadado – ¿Que tu no hiciste nada y que fue el quien te besó? No te preocupes que me se la historia. ¡Sabía que no podía darle una oportunidad al amor! ¡Sabía que me romperías el corazón! ¡No se como pude ser tan imbécil!
- ¡Me prometiste que no me dejarías! - grita ella con lágrimas en los ojos – ¡Sabía que no confiabas en mi!
- ¡A sido tu culpa! ¡Por enrollarte con el primero que encuentras! ¡Y yo fui una de tus víctimas!
- ¡No vuelvas ha hablarme!
- ¡Tranquila que no lo haré! ¡Esto se acaba! ¡Eres una puta!
- ¡Imbécil!
Entonces ella se va, y yo salgo de la universidad para ir a casa, donde abro y cierro la puerta de un portazo, haciendo que Louis se levante del sofá.
- ¿Que ha ocurrido Hazza? - pregunto yendo hacia mi.
- ¡La mierda del amor! ¡Eso es lo que ha ocurrido! - grito, y le cierro la puerta en las narices a Louis.

*Narra Sheila*

Empieza a llover. Cada vez con más fuerza y el frío me llega a los huesos. Me pongo debajo del porche de un edificio y espero a que deje de llover.
Un rato después me siento en el suelo y le mando un mensaje a Vanessa para decirle que no se preocupe por mi. Y que puede que pase la noche fuera porque no creo que me de tiempo a llegar antes de que cierren las puertas de la universidad.
- ¿Sheila?
Oh, no. Esa voz no. Por favor, que no sea él. Levanto la mirada y sí. El él. De verdad que no entiendo cómo el destino me odia tanto.
- Hola – digo tímidamente.
- ¿Que haces aquí? - pregunta preocupado.
- Es que se ha puesto a llover y no quería mojarme...
- Pues ven conmigo. Tengo un paraguas.
- No, no hace falta, Liam. No me importa esperar.
- ¿Pero cómo te voy a dejar aquí? Anda, ven.
- Que no, en serio – insisto yo.
Por favor que se marche.
- Mira, tienes dos opciones. O vienes conmigo o me quedo aquí contigo.
- Vale – digo levantándome – Vamos.
Me pongo a su lado debajo del paraguas. Me lo imagino yo o este paraguas es diminuto. Estamos demasiado juntos, así que me aparto un poco hasta mojarme el hombro.
- Te estás mojando – dice acercándose a mi.
Genial. Volvemos a las andadas.
- Tengo prisa, ¿podemos ira más rápido? - pregunto un poco más bruscamente de lo que quería. Pero eso no importa.
- Claro – dice acelerando el ritmo.
- Vale, si vamos a esta velocidad voy a llegar a la universidad en unos diez minutos. Puede que hasta me dejen entrar.
Caminamos y caminamos hasta que la universidad está delante de nosotros. Salgo de debajo del paraguas y me acerco corriendo a la puerta. Tiro pero nada. Vuelvo a tirar y nada, otra vez.
Mierda, no no no. Por favor no. Definitivamente el destino me odia y mucho. Vuelvo a tirar de la puerta. Ábrete, vamos, ábrete.
De pronto una mano está encima de la mía y me recorre un cosquilleo por todo el cuerpo. La aparto rápidamente y Liam intenta abrir la puerta pero nada.
No no no no no. Esto no está pasando. Puedo ver lo que va a pasar en mi fatídico futuro.
- Está cerrado – dice Liam
- Lo veo – contesto – gracias por traerme, ahora puedo arreglar mis problemas sola.
- No. Tu te vienes conmigo. ¿Como te voy a dejar sola aquí por la noche?
- Haciendo lo – respondo yo
- Vamos – exige él.
Yo examino mis opciones:
  1. Quedarse fuera de la universidad durante toda la noche.
  2. Irse a un hotel y gastarse todos los ahorros en una sola noche
  3. Colarse en la universidad por una ventana y ganarse un castigo y con lo patosa que soy, también una pierna rota.
  4. Irse con Liam.
Finalmente tomo la decisión más razonable y empiezo a caminar al lado de Liam, bajo el paraguas que nos protege de la lluvia.
Concentro toda mi energía en ignorar. Ignorar que Liam está muy cerca de mi. Ignorar que voy a su casa pasar la noche. Ignorar que puede que esta noche no cierre ni un segundo los ojos. Ignorara mi pasado. Y se esta forma me encierro en un pequeña burbuja abstrayendo me del mundo.
Liam destruye mi burbuja cuando habla.
- Hemos llegado – dice.
Miro su casa y realmente es cómo la imaginaba. Enormemente gigantesca.
- Que grande – digo.
- Lo sé, a veces me pierdo yo solo – contesta.
Entramos y Liam me enseña la casa. La cocina es enorme y hay cinco baños en toda la casa. Pero la habitación que más me gusta es el salón, dónde hay un gran puf en el que sentarse.
- Vamos arriba – dice Liam.
Subimos y me enseña su habitación. Tiene una cama, un armario y un despacho. Yo me esperaba algo más elaborado, pero me gusta, siempre he sigo una chica simple.
Después me lleva a la habitación de invitados, que está al lado de la suya.
- Tu vas a dormir aquí – me informa.
- Vale, gracias.
- ¿Te dejo algo para dormir?
- Eh, no, no hace falta.
- Si, hombre, así vas a estar más cómoda.
De verdad que yo no se para que pregunta este chico. Va a hacer lo que quiere digas lo que digas. Ahora sale de la habitación y vuelve un momento después con una camiseta suya.
- Toma – dice dándomela amablemente.
- Gracias – digo cuando ya le he cogido.
- Eh..., voy a preparar algo para cenar. ¿Quieres algo?
- Vale – contesto – ahora vengo.
Liam se dirige a la primera planta y yo miro la habitación. Es moderna y acogedora a la vez. En el baño que hay está todo ordenado y limpio.
Dejo el bolso encima de la cama y bajo a la cocina.
Liam está de espaldas a mi cocinando algo y cuando se da cuenta de mi presencia se gira para saludarme.
- Siéntate, enseguida está.
Hago lo que me dice y al poco tiempo viene a sentarse con un plato de huevos fritos entre las manos.
Por suerte se sienta delante de mi y la mesa es suficiente mente ancha como para que no me ponga muy nerviosa.
Empezamos a comer sin decir nada y creo que eso es lo mejor.
- ¿Mañana quieres que te acompañe a la universidad? - pregunta de repente.
- No, puedo ir sola. Pero gracias.
- Bueno, en realidad tengo que hacer el mismo camino así que iremos juntos.
Y ya está otra vez. Que de verdad yo no lo entiendo. Este chico pregunta una cosa y luego hace lo que le da la gana independientemente de tu respuesta. Por dios.
Termino de comer y recojo mi plato. Mientras Liam recoge el suyo.
Cuando ya está todo en su sitio subimos a la plata de arriba.
Yo voy hacia mi habitación. Y cuando he llegado me apoyo en la puerta y veo que Liam se ha quedado parado delante de mi.
- Buenas noches – digo yo al ver que no hace nada.
No contesta, al menos verbalmente, porque empieza a acercarse a mi. Yo intento retroceder pero no puedo. La puerta me lo impide.
No no no, esto no puede estar pasando. Hoy es el peor día de mi vida y el destino me odia más de lo que nunca lo ha hecho.
Y sin dejar que piense nada más, los labios de Liam chocan con los míos. Me esta besando. Sheila reacciona, un chico te esta besando. Y no es un chico cualquiera, es Liam.
Y esta es mi reacción: ponerle las manos en el pelo.
Pero Sheila, que te está pasando. ¡¿Qué haces?!

*Narra Liam*

La estoy besando, y ella no me ha alejado, es más, tiene sus manos en mi pelo.
De pronto, se separa de mi de golpe. Se toca los labios y después deja caer su mano. Niega con la cabeza sin mirarme a los ojos y abre la puerta rápidamente para entrar en la habitación.
Y yo me quedo allí, como un pasmarote mirando la puerta y preguntándome que acaba de pasar.
Oigo cómo Sheila se sienta en la cama y después nada más. Silencio. Por un momento pienso que se ha quedado dormida pero no puede dormirse tan de prisa.
Cuando me percato de que llevo cómo cinco minutos mirando una puerta, decido que es mejor que me vaya a mi habitación.
Me pongo el pijama y voy al baño a lavarme los dientes.
Cuando vuelvo a la habitación apago al luz y me tumbo en la cama. No puedo dejar de pensar en el beso. Ha sido... ¿Qué es eso? ¿Un sollozo?
Enciendo la luz de golpe y me levanto de la cama. Sí, ha sido un sollozo.
Salgo de la habitación y llamo a la puerta del cuarto de invitados. Nadie contesta, solo se oyen más sollozos.
- ¿Sheila? - pregunto.
Nadie responde y los sollozos paran durante un segundo para después continuar.
Pongo la mano en el pomo de la puerta y lo giro lentamente. Cuando por fin puedo ver un poco de la habitación, la veo. Tirada encima de la cama, llorando. Abro la puerta totalmente y entro.
Me acerco a la cama y me siento al lado de Sheila.
Pongo mi mano en su espalda y se la acaricio.
Ella gira bruscamente la cabeza al ver que tiene compañía y me mira.
- ¿Qué haces aquí? - pregunta secándose las lágrimas rápidamente.
- He oído que llorabas y he venido a ver que pasa.
- Nada, no pasa nada – dice rápidamente
- Claro que pasa algo, no estás llorando por nada
- No te importa lo que me pase – contesta conteniendo las lágrimas.
- Vale, puede que no me importe, pero al menos dime algo para que me queda más tranquilo. ¿Esto no tiene que ver con el beso, verdad?
- Eso no importa ahora.
- Oh, venga ya, es por el beso. Lo siento, puede que haya sido un poco repentino pero...
- Callate, no sabes lo que pasa. Es mejor que no digas nada.
- Pero si es por el beso, lo siento, de ver...
- ¡Dejalo! No es solo por el beso, es... - Y sin poder contenerse se pone a llorar otra vez.
- Eh – digo dulcemente – Tranquila, todo está bien. No llores – le acaricio la espalda pero no sirve de nada.
Sheila continua llorando desconsoladamente. Finalmente de me tumbo a su lado en la cama e intento abrazarla, pero ella se escabulle.
- No – dice entre sollozos.
- ¿Pero porqué? No entiendo porqué me evitas. Tan pronto eres amable conmigo cómo me evitas y me tratas mal. ¡Quiero saber que te pasa! ¡Yo no te he hecho nada!
- ¡Claro que me has hecho algo!
- ¿Pues que es?
- ¡Has hecho que me enamore de ti! - solloza.
Yo me callo de golpe. Esta enamorada de mi. Es la mejor noticia del mundo. Pero... lo ha dicho cómo si fuera algo malo.
- ¿Y eso es malo? - me atrevo a preguntar.
- Sí – contesta en un susurro.
- Pero... ¿porqué?
- Porque lo es.
- Pero hay una razón.
- No quiero hablar de eso – dice secándose las lágrimas.
- A lo mejor te sientes mejor hablando.
No dice nada durante un momento y nos quedamos en medio de un silencio sepulcral. Solo se oye su acelerada respiración.
Cuando habla, ya tiene la voz más calmada.
- Cuando era pequeña vivía en un ciudad no muy grande de España con mis padres. Ellos estaban muy enamorados. Un día, cuando tenía nueve años, mi padre tuvo un accidente de coche y murió – Hace una pequeña pausa, pero tan corta que no tengo tiempo a decirle que lo siento – Mi madre, nunca lo superó y siempre estaba en su habitación llorando o ausente, por lo que se puede decir que me crié sola.
Yo la miro a los ojos y en ellos solo puedo ver tristeza y melancolía.
- Siempre estaba haciendo cualquier cosa para que mi madre me hiciera caso. Hasta dos años después. Un día mi madre me dijo que iba a comprar. Yo pensé que sería algo bueno, que empezaba a recuperarse. Pero se hizo tarde y no volvía. Al final salí a buscarla, pero no la encontré. Dormí sola esa noche – Se seca un par de lágrimas que le resbalan por las mejillas antes de continuar – Y por la mañana unos policías vinieron a mi casa. Y me dijeron... me dijeron que mi madre he había suicidado. La encontraron muerta en medio de un charco de sangre con todo el cuerpo lleno de cortes.
Cierra los ojos y más lágrimas le resbalan de ellos. Yo no soy capaz de decir nada.
- Yo enseguida supe que mi madre había estado planeando esto desde que murió mi padre, pero había esperado a que yo fuera mayor como para saber cuidarme sola. Ella esperó porque me quería, pero no lo suficiente para no abandonarme. Ese día, me prometí a mi misma que nunca me enamoraría de nadie, porque yo no quería acabar cómo mi madre. Ella no podía vivir sin mi padre y yo no puedo permitir que me pase lo mismo. Y tampoco quiero tener hijos, porque no podría vivir sabiendo que se sienten abandonados cómo yo me sentí.
Ha estado todo este tiempo boca arriba y ahora se gira para quedar cara a cara conmigo.
- Todo iba bien hasta que apareciste tu. Primero pensé que con ignorarte se me pasaría lo que me pasaba contigo, pero no.
Le aparto un mechón de pelo de la cara y se lo pongo detrás de la oreja. Ella aparta su cabeza de mi mano y yo la retiro.
- Lo siento – digo en un susurro entrecortado.
- No lo hagas.
Su respuesta me deja un poco sorprendido. ¿Qué significa eso?
- Todo el mundo lo dice, pero yo no quiero que sientan pena por mi. Aún recuerdo el entierro de mi madre. Todo el mundo diciéndome lo mucho que lo sentía y todas esas estupideces. Yo solo quería que alguien viniera y me dejara hablar a mi para desahogarme. Pero en lugar de eso todo el mundo me hablaba a mi.
- Me gustaría haber estado allí ese día – digo sin poder evitarlo.
- Yo no. Prefiero haberte conocido ahora. Sino habría roto mi promesa hace mucho tiempo – dice y se le escapa una pequeña sonrisa de los labios.
- Lo siento.
- Ya te he dicho que no lo hicieras. Ni quiero compa...
- Lo digo por hacer que te enamoraras de mi – la corto
Ella me mira sorprendida. Estoy seguro de que no esperaba este tipo de disculpa.
- En el fondo no tienes la culpa. La tengo yo – dice al fin.
- Pero me alegro de eso.
- ¿Que yo tenga la culpa?
- No. Que te hayas enamorado de mi.
Ella no dice nada. Solo me mira con esos enormes ojos brillantes de las recientes lágrimas.
- Porque yo también lo estoy de ti.

________________________________

Chicas pasaos por el blog de Mercè:
www.a-world-of-magic-words.blogspot.com que muchas ya debeis conocer.

Y por el de Marina (el mío)
www.live-your-dreams-all-the-moments.blogspot.com

10 comentarios:

  1. ME ENAMOROOOOOO!! De vuestra novela, no de Liam (tranquiiilaaaa que no te lo robo)jijiji
    Jo casi lloro por vuestra culpa, que penita más grande lo de la madre de Sheila:(
    OSTIAS CASI SE ME OLVIDA LO DE VANESSA Y HARRY!!! PERO COMO COJONES SE OS OCURRE HACER QUE ROMPAN?! ESTÁIS TONTAS O QUÉ!? Uy, que violenta me he puesto, lo sientQUE NO, MIERRRRRDAAAA!! QUE ME VAIS A HACER LLORAR MALAS PERSONAS!!!
    Ya podéis ir arreglando todo el estropicio u os mataré con mi metralleta superturbo X19¬¬
    P.D: como no, ahora viene lo de siempre: SUBID PRONTO HIJAS DE FRUTA!!!!
    P.D2: veréis, estoy tan violenta porque el lunes tengo examen de geografía y si lo suspendo me quedará la asignatura y no podré escribir un capítulo hasta junio O.O (mis padres me quitarán el portátil y os puedo asegurar que no se dejan persuadir NI DE COÑA!)
    P.D3: de todas formas he dejado un par de capítulos programados para que se suban solitos pero no diré de que blogs son... jijiji solo os diré que son para el martes y el jueves:P
    P.D4: repito: SUBID PRONTO! Encima que os he dicho que voy a subir dos capítulos ._.
    P.D5: me voy a Narnia, quiero saludar a mis amores... los unicornios!!
    xxxxx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lloramos mucho al escribirlo también... y pobre Sheilaa...
      Que violenta!!! Ese carácter no me lo esperavaaa. Vanesas y Harry son unos cabezotas iguales los dos así que abra para ratito.
      La metralleta superturbo!!! Te invito a mi casa y el lunes vamos al cole para que te cargues aún que otro profe... jejejeje
      PD: Como no, eso nunca sobra en un capiutlooo
      PD2: yo como soy tan guay ya los he acabado jajajajaja
      PD3: que llegue ya el martes i el jueves!!!! Y no suspendas!!!
      PD4: SUBIREMOS PRONTOOO
      PD5: nos vemos dentro del armarioooo esperamee

      Eliminar
  2. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    siguiente rapido¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    no me dejes asi porfavor
    adoro tu novela

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola!! Me encanta tu blog y veo que es precioso :)
    Estoy empezando con mi blog, es un blog de imagenes inspiradoras y recientes y estoy intentando conseguir algún nuevo seguidor. Si quieres pásate: http://lovinglikes.blogspot.com.es/
    Si te gusta alguna imagen de mi blog sólo pincha en ella y comenta con la palabra "Like" :)
    Gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      Claro ahora mismo me paso :) Seguro qeu es preciosoo

      Eliminar
  4. wenas!!! He visto que te gusta escribir, quizas tambien te guste leer =) Tengo un blog y soy nueva, asi que no tengo mucha gente con la que hablar y compartir opiniones....
    Si no es mucho pedir, te invito a que pases por mi blog cuando puedas y le eches un vistazo, quizas te guste jeje. un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta leer, ya he visto el comentario que has dejado en mi blog.
      Ahora me paso ;D

      One Kiss

      Eliminar
  5. Hola, me encanta tu blog y he empezado yo uno. Solo hay un capitulo pero me gustaria que os pasarais y me dieseis vuestra opinion;) y si os gusta me seguis y recomendais por favor, graciias beinlovewithyou.blogspot.com

    ResponderEliminar